BASÓFILOS » Función, Valores y Enfermedades Asociadas


Los basófilos forman parte del grupo de células blancas destinadas a combatir los problemas del sistema inmune, presentes en el sistema sanguíneo. Es decir, son parte de los leucocitos, conocidos como glóbulos blancos. Su forma es granulocita, eso se debe a que contiene gránulos en las membranas. Esos gránulos son los que ayudan al sistema inmune a batallar contra infecciones o inflamaciones.

Esta célula forma parte de 1% total de los leucocitos presente en la sangre, se genera en la médula ósea, contienen histamina que van desechando cuando el sistema inmune percibe diferentes infecciones y alergias.

Características principales de los basófilos
Tipo de célulaGlóbulos blancos
Trabajo en el sistema inmuneReacciona ante alergias e inflamaciones que ponen en peligro las defensas
SistemaSistema sanguíneo
Nombre y significado en griegoBasis, significa bases y philean que significa amar
Nombre en inglésBasophil

Función principal

Causas del aumento de basófilos

 Su trabajo es determinante en el sistema de defensas del cuerpo. Los valores de esta célula ayudan a evitar alergias y problemas respiratorios. Cuando se sienten en alerta, liberan histamina y heparina, estos son dilatadores de la sangre, impiden que se coagule de manera rápida, evitando así, desangramiento o retención de esta.

Su función prioritaria es la de activar al sistema inmune, ante la posibilidad de alergias e inflamaciones. Para evitar daños mayores, los glóbulos blancos hacen el trabajo de desgranulación en donde es requerido.

Valores correctos de basófilos

Valores correctos en adultosUna persona debe tener entre el 0.8 y 1% de basófilos del total de leucocitos, 40 células por cada microlitro
Valores en recién nacidos100 células por cada microlitro

Los valores se pueden conocer a través de un hemograma o cultivo de sangre. El cual se recomienda hacer una vez al año y así poder localizar cualquier tipo de anomalía. Los basófilos son el tipo de glóbulo blanco, menos común en la sangre. Para realizar el examen de sangre que nos arroje los niveles o valores de la célula debemos acudir a una clínica médica, ahí pedir la prueba de reconocimiento de basófilos.

Prueba sanguínea

valores de los basófilos

Para realizar esta prueba sanguínea se recomienda ir muy temprano a un laboratorio clínico, es mejor si se va en ayunas, aunque no es un requisito indispensable. La prueba es rápida y el dolor es muy bajo, el médico o enfermero ingresará una aguja en la vena del brazo, a la altura del codo. Luego extraerá suavemente una cantidad considerable de sangre, la necesaria para hacer las pruebas pertinentes.

Listo, el día puede seguir con total normalidad y en el transcurso de la tarde puedes ir a recoger la respuesta de la prueba. Esto ayudará a que conozcas la cantidad de glóbulos blancos que pueden activarse ante problemas alérgicos. Si los valores de basófilos son altos, se debe a diferentes enfermedades y si la cantidad es muy baja, también debes tenerlo en cuenta ya que las consecuencias pueden ser un problema importante de salud.

Valores altos, consecuencias

Cuando los valores de basófilos se disparan al alza, se le conoce como basofilia. Esto normalmente sucede cuando estas células han batallado con algún tipo de infección o alergia y no han podido más, por ello aumentan.

El cuerpo quiere decirnos que sufre un virus o infección que está desequilibrando los valores. Un aumento hará que se destruyan los glóbulos rojos desgastados, por lo que el cambio de los números de estas células nos puede indicar enfermedades como las siguientes:

  • Asma: O cualquier tipo de enfermedad respiratoria, ya que las vías de respiración tienden a inflamarse.
  • Anemia: Esto es por la destrucción de glóbulos rojos, que impiden que se oxigene adecuadamente el sistema sanguíneo.
  • Leucemia: También se da en diferentes tipos de cáncer, eso es porque las células aumentan el tamaño y, por ende, los niveles.
  • Enfermedad de Crohn: Esta enfermedad inflama los intestinos, sobre todo el intestino grueso.
  • Hipertioridismo: Los problemas con la tiroides se presentan con inflamaciones en la cara, aumento de peso y estreñimiento; esto puede ser por el aumento de la histamina en la sangre,

Niveles bajos, consecuencias

basofilos-bajos

Cuando en nuestro hemograma podemos verificar que los niveles son menores que los recomendados, es porque sufrimos de basopenia, normalmente esta se presenta como algo secundario, de una enfermedad primaria, lo importante es saber cuál es esa enfermedad.

Esto se da por un recuento muy bajo de los glóbulos blancos y puede ser que estemos sufriendo ciertas enfermedades alérgicas complicadas o también puede ser una consecuencia a las siguientes enfermedades:

  • Leucopenia
  • Hipertiroidismo
  • Consumo excesivo de ciertos medicamentos
  • Infecciones muy fuertes que los han debilitado con su producción
  • Estrés severo
  • Embarazo
  • Tiroides

¿Qué hacer para mantener los niveles correctos de basófilos?

Para tener un control de los basófilos, y en general de los glóbulos blancos, es necesario mantener una alimentación adecuada, sin dejar de lado hacer deporte constante. Aquí te damos unos pequeños consejos puntuales que te ayudarán a aumentar los valores y mantenerlos de manera adecuada y sana:

  1. Aumentar el consumo de verduras y frutas
  2. Cierta cantidad de frutos secos a la semana
  3. Evitar o dejar de fumar
  4. No abusar del consumo de cualquier medicamento, a menos que sea una receta médica que debas seguir al pie de la letra
  5. Consumo de alimentos como el pescado, y aquellos que contengan vitamina C y A.

Vídeo de Basófilos

Vídeo de Basófilos altos, Causas Y Consecuencias

Vídeo de Basófilos Bajos, Enfermedades Asociadas

A continuación, toda la información sobre los basófilos, a qué se deben, en qué ayudan al cuerpo, enfermedades, niveles adecuados, basófilos altos y  bajos.

Además de información sobre basófilos, quizá te interese:

Coagulación sanguínea

El proceso de coagulación de la sangre es muy importante que se desarrolle sin ningún problema. Un conteo correcto de plaquetas, ayudará al sistema sanguíneo a que ese proceso se termine con éxitos, y así, evitar que en algún accidente podamos sufrir hemorragias, o morir desangrados.

Es importante que en ese proceso, la sangre contenga la cantidad correcta de hierro, la célula encargada de recaudar y distribuir el hierro por todo el torrente sanguíneo es la ferritina. Si en un examen sanguíneo o hemograma, se conoce que tenemos los niveles de ferritina elevada, se debe algunas veces por causas genéticas, pero si no es el caso, podemos estar sufriendo de problemas hepáticos que debemos controlar en la brevedad posible.

Por su parte, los eosinofilos, se encargan de defendernos de las bacterias y problemas con alergias e infecciones parasitarias. Un aumento de esta enzima, puede causar problemas en la médula ósea, es por ello que debemos mantener los niveles.

Glóbulos rojos

La proteína encargada de darle color y oxígeno a los glóbulos rojos, es la hemoglobina. Esta célula hace un trabajo importante en el sistema sanguíneo. Una disminución de hemoglobina, puede ocasionarnos debilidad, fatiga y problemas de concentración. Esto se puede traducir en anemia y peor aún, en una leucemia.

Los hematies son la mayor cantidad de glóbulos rojos que tenemos en la sangre, esta célula hace el trabajo de distribuir el oxígeno en el sistema a través de los pulmones, y de paso, elimina el dióxido de carbono que le puede hacer daño a nuestro organismo.

Quizá te interese:

  • Los monocitos, son el tipo de leucocito, con mayor tamaño.
  • La creatinina es la sustancia final del metabolismo, que ayuda al desarrollo de los músculos.
  • El consumo de bebidas alcohólicas puede desnivelar los valores de las transaminasas.
  • Los trigliceridos almacenan calorías, para luego convertirlas en energía.

Imágenes de Basófilos

basofilos en la sangre
basofilos bajos
basofilo
basofilos valores
basofilos altos



1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…